Fundamentos de la vida de oración del creyente.

Sep 18, 2022Blog

Hoy: Denuedo

“Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la
necesitemos”. Hebreos 4:16 La definición de denuedo es valor, energía y decisión con que se ejecuta una acción.


La oración efectiva implica denuedo, y eso es llegar ante el trono de Dios con confianza. ¿Dónde lo conseguimos? En Jesús. La Biblia dice: “Conforme a su
eterno propósito realizado en Cristo Jesús nuestro Señor. En él, mediante la fe, disfrutamos de libertad y confianza para acercarnos a Dios” (Efesios 3:11-12).
El creyente tiene en la oración derechos del pacto que Dios ha establecido con sus hijos en Cristo Jesús. Pero hay un gran problema que derrota a los
cristianos en su vida de oración. Cuando vamos ante el Padre con un sentimiento de inferioridad, una impresión de conciencia pecaminosa porque
sabemos que hemos fallado, tenemos sentimientos de culpa. Algunos comienzan su oración diciendo: “Soy tan pecaminoso, indigno, débil, soy un
trapo de inmundicia que no soy digno de venir ante ti”. Al hacer esto no tienen fe en el amor, la aceptación y el poder de Dios, y no creen que Él les oye.
Pero miremos lo que el Señor dijo: “Yo soy el que por amor a mí mismo borra tus transgresiones y no se acuerda más de tus pecados” (Isaías 43:25).
Cuando sabemos que Él borró nuestro pecado y no lo recuerda más, entonces podemos ir a su presencia con confianza, y podemos hacerlo por los méritos de su Hijo, nuestro Señor.


Somos el cuerpo de Cristo. ¡Eso significa que como tal podemos entrar a la presencia de Dios con la misma confianza y seguridad que la Cabeza! ¡confiadamente!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.